De a pie , noticias Miércoles, 15 febrero 2017

Los atropellos no son accidentes de tránsito. Empecemos a llamar las cosas por su nombre

Los medios tienen una enorme responsabilidad respecto del lenguaje que usan ya que pueden normalizar conductas nocivas para la sociedad. Un ejemplo clásico es el término “accidente de tránsito”.

Imagen: captura El Comercio

Imagen: captura El Comercio

Un atropello causado por exceso de velocidad no es un accidente, es un siniestro o incidente vial. El término “accidente” nos lleva a pensar coloquialmente que hay ausencia de culpa, con lo cual un acto intencional y negligente -como lo es manejar a más velocidad de la permitida-, se convierte en algo imprevisible y por tanto, un hecho neutral.

“Accidente” no es un término neutral, por ello Associated Press en su manual de estilo indica “evitar el término accidente cuando la negligencia es alegada o probada“.

¿Por qué la velocidad es un tema sensible?

En el “Decenio de acción para la seguridad vial 2011-2020“, comandado por la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) se establece como cuarto pilar de acción: Usuarios de vías de tránsito más seguros:

“Elaborar programas integrales para mejorar el comportamiento de los usuarios de las vías de tránsito. Observancia permanente o potenciación de las leyes y normas en combinación con la educación o sensibilización pública para aumentar las tasas de utilización del cinturón de seguridad y del casco, y para reducir la conducción bajo los efectos del alcohol, la velocidad y otros factores de riesgo”.

La razón principal de los accidentes en las calles es el exceso de velocidad. El respetar los límites de velocidad de ciertas vías y reducirlo en otras, zonas de tráfico calmado de 30 km/h, ayudaría a hacer que las fatalidades desciendan.

“De acuerdo con el Reporte sobre la Situación de la Seguridad Vial 2015 de la Organización Mundial de Salud , los incidentes de tránsito son la novena causa de muerte global pues provoca el fallecimiento de alrededor de 1.25 millones de personas y causa lesiones, muchas de ellas graves, a 50 millones”.

Foto vía: OMS

Foto vía: OMS

En el Perú, “el exceso de velocidad (42,9%) y la invasión del carril/maniobras no permitidas (38,6%), fueron las causas más frecuentes que ocasionaron los accidentes de tránsito, seguidos del desacato a la señal de tránsito por parte del conductor (19,3%).” (INEI, 2015).7

“Gracias al auto generamos entonces un tipo de muerte que antes no existía; la muerte por siniestro vial”- Dana Corres.

Lo que hacen medios como Associated Press es importante porque los medios influyen en la agenda de seguridad vial pero mejor aún, porque generan una cultura de convivencia vial, aquella que sirve para salvar vidas. Ya sabe amigo periodista, es recomendable evitar la palabra accidente.

Tags