De a pie , noticias Martes, 13 diciembre 2016

Para Castañeda, quienes piden áreas verdes y transporte público de calidad son “pitucos metidos a zurdosos”

Muy astuta la confrontación que inventa el alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio: “los ‘pobres’ quieren obras de cemento y los ‘pitucos metidos a zurdosos’ (es muy hábil al no decir ‘caviares’) quieren áreas verdes, veredas y transporte público de calidad para todos“.

La desigualdad lleva a ámbitos maquiavélicos en una ciudad casi ilegal.

Aquellos privilegiados (sí, amigo, nosotros somos privilegiados por vivir como vivimos) que reclamamos por una ciudad más justa y humana, estamos en contra de las obras de CEMENTO que benefician a aquella minoría de mayores ingresos (bypasses y vías expresas que sirven a autos del 16% más rico de la población) y no a aquellos por los que, según el alcalde, dice trabajar. Peor aún, esa gran obra de CEMENTO, llamada BYPASS, es una olla para mayor congestión, contaminación y colisiones viales. Nadie se opone a las escaleras ni comedores populares. No nos tome por tontos, señor alcalde.

Lo más triste de todo es que el diseño de las obras es tan poco profesional que ni siquiera beneficia a los que supuestamente beneficia (autos) ya que construye un túnel para hacer cola en el siguiente semáforo. Es obvio (y los ingenieros de tránsito lo han dicho) que se necesita sincronizar los semáforos, ¿lo ha hecho?

Según la encuesta anual de Lima Cómo Vamos, el 75% de los viajes se realizan en transporte público y un 8%, enteramente a pie. Es decir, más del 80% (donde de hecho están las personas de menores ingresos) se mueve de la forma que defienden los “pitucos metidos a zurdosos”, según nuestro alcalde metropolitano.

Ahora, esos 2 millones de soles que se va a usar en pistas y túneles…

¿Por qué no se usa en el sistema integrado de transporte? 

Por otro lado, esa es la prensa que tiene Lima: 5 años en la universidad para hacer notas tipo #AmorAmorAmor