De a pie Miércoles, 1 octubre 2014

¿Son sinceras las propuestas de Madeleine?

A pesar de que ya parece deporte nacional criticar, indignarse o asombrarse por las propuestas y declaraciones de Madeleine Osterling como que su Parque Central sería más bien la idea reciclada e inviable del ex alcalde Cantella de hacer estacionamientos (aunque esta vez vendido como proyecto verde) que encima se borra El Metropolitano de la maqueta y pone una ciclovía que parece una serpiente; o destinar parte del colegio público Alfonso Ugarte para estacionamientos, me hace pensar qué hay detrás de la visión de distrito de la candidata por Fuerza Popular.

¿Las ciudades exitosas son las que tienen muchos estacionamientos?

No, en realidad son las ciudades exitosas las que primero se enfrentaron a los problemas de estacionamiento (ya que atraen la mayor cantidad de viajes en auto y va asociado a ello problemas de congestión, tráfico, accidentes y contaminación). Una ciudad exitosa reconoce que la calidad urbana es mucho más que ofrecer miles de estacionamientos, se requiere de una oferta balanceada de vías, estacionamientos, transporte público, infraestructura para ciclistas y peatones.

Algo que nos hace recordar el blog Lugares Comunes sobre San Isidro y otros distritos:

Lo que no se dice tan seguido es que en los distritos en cuestión, las plazas públicas de estacionamiento suelen ser ofrecidas a un precio bajo (alrededor de S/.1.00 la hora) o gratis. No hay que tener conocimientos muy avanzados de economía para saber que si un ‘bien privado’ es ofrecido a un precio menor que el de equilibrio, la demanda va a superar a la oferta.

En ese sentido, señala el blog que no es necesario construir o privatizar nada para empezar a cobrar un precio más alto por estacionar en la calle, si se cobra más por estacionar en la calle, menos gente querría ir en auto a estas zonas, reduciendo la cantidad de autos que necesitan un espacio.

¿Qué tan consecuente es Madeleine con sus propuestas?

Un nuevo video de Madeleine nos dice que combi que no cumpla con los estándares ambientales, no podrá entrar a San Isidro. Como buena intención pinta genial, aunque como las otras propuestas, esto tampoco es competencia de San Isidro. Les recuerdo que dentro de Reforma del Transporte, San Isidro se opuso al uso exclusivo de la Avenida Arequipa para el Corredor Azul, que en este mes se iniciaría el Corredor de la Avenida Javier Prado y que se requiere más bien el apoyo de los distritos para que las personas podamos movernos por la ciudad. Miren lo que está pasando con Miraflores nomás con el recorrido por Armendáriz.

Según la reciente encuesta de Lima Como Vamos, 8 de cada 10 viajes se hacen en transporte público, entonces esta buena intención de prohibir el ingreso de combis que contaminen en exceso (siendo extensivo a custers, micros y buses) ¿cómo se compensa con las necesidades de desplazamiento dentro de la ciudad (incluido San Isidro)? El sentido común me dice que apoyando la Reforma del Transporte.

madeleine

De otro lado, si San Isidro quiere ser una “ciudad” verde, ¿sabrá que más del 90% de la contaminación en países en desarrollo viene de las emisiones vehiculares? Entonces lo pensaría dos veces antes de hacer una caravana de respaldo con muchísimos autos, camionetas y camionetones. A veces temo que el pensamiento “acabemos con el hambre y la pobreza, comámonos a los pobres” podría formar parte de la agenda de una “ciudad”: