De a pie , noticias Martes, 26 agosto 2014

Los inspectores de transporte y los recursos para la Reforma del Transporte

Los Inspectores y Orientadores de Transportes son los que dan la cara de la Reforma

Los Inspectores y Orientadores de Transportes son los que dan la cara por la Reforma

Esta semana un grupo de Inspectores Municipales de Transporte denunció que se les ha cambiado el régimen de contratación laboral, de la modalidad de Contrato Administrativo de Servicios – CAS a uno de Locación de Servicios, es decir, por servicios de terceros. Los denunciantes dicen que han firmado los contratos de locación de servicios porque -como es obvio- la gran mayoría de personas vivimos de lo que trabajamos y nadie quiere quedarse sin trabajo de un día para otro; sin embargo, temen que se tomen represalias y se les despida. Tienen la esperanza de que la Municipalidad se rectifique y que no tengan que abandonar el Corredor Azul, con plantón incluido.

Los inspectores y orientadores vienen trabajando hace 2 meses en el Corredor Azul y su ingreso se hizo mediante Concurso Público. En marzo de 2014, la Municipalidad de Lima lanzó una convocatoria abierta para contratar 600 Inspectores Municipales de Transporte y 150 Orientadores de Transporte para formar parte de los próximos ordenamientos viales en los Corredores Complementarios (es decir, para la Reforma del Transporte). A inicios de mes y sobre la fase de prueba del Corredor Azul, la Municipalidad anunció que: “A lo largo de los 16 kilómetros de ese corredor vial se encuentran 200 orientadores y 632 inspectores de transportes -en dos turnos de 316-, quienes informan y educan a los vecinos sobre el servicio que brindarán los buses azules de transporte público”.

En declaraciones a los medios, la Municipalidad de Lima ha señalado que:

(…) el cambio de contratación de los inspectores y orientadores de transporte, de la modalidad CAS a Locación de Servicios, se ajusta a la regulación laboral vigente, por lo que su vínculo con el Municipio de Lima continúa.

(…) a aquellos trabajadores que en un primer momento contaban con un contrato CAS se  procedió a no renovar este documento, de acuerdo al marco legal vigente, y más bien a contratarlos con la modalidad referida a fin de seguir contando con sus servicios en beneficio de la ciudad.

Si bien la regulación laboral en el Perú es por decirlo de algún modo, perfectible; la regulación del empleo público es para llorar. Los contratos administrativos de servicios o CAS son un paso intermedio entre lo que es un contrato de trabajo (ya sea el régimen privado o Decreto Legislativo 728 que algunas instituciones del Estado lo tienen, o el totalmente desfasado régimen de la Carrera Administrativa o Decreto Legislativo 276) y un contrato de locación de servicios o servicios no personales, las formas más usada para contratar personal en el Estado. Los CAS son siempre a plazo determinado, renovables y cuentan con un periodo de prueba de 3 meses

Ahora, quien tiene el hilo por la madeja en todos los casos es la bien sabida “disponibilidad presupuestal”, requisito legal para la celebración de los Contratos CAS. En ese sentido, vemos otra noticia, donde los voceros de la Municipalidad de Lima mencionan que los recursos son insuficientes para la contratación masiva del personal que trabaja en el corredor, que los recursos se acabaron a inicios de año y se debe a que estructuralmente es muy poca la plata que los mecanismos presupuestales les dan a los gobiernos locales.

Aspectos a tomar en cuenta y que van a más allá de la contratación de personal en el Estado con todas sus limitaciones presupuestales las menciona el ex Ministro de Trabajo y maestro en derecho laboral, Javier Neves:

Me apena que la Municipalidad de Lima haya cambiado el régimen laboral de los inspectores de tránsito del corredor azul: de contrato administrativo de servicios a locación de servicios. De percibir, como corresponde, derechos laborales, a no percibirlos. Entiendo el motivo presupuestario que explica la medida, pero no puede justificarla, porque resulta inconstitucional e ilegal. Sin duda que algunos de los 450 trabajadores afectados acudirán a un juez para que, por primacía de la realidad, se restituya su vínculo laboral.

Queremos plata para una ciudad humana

3 razones porque los inspectores y orientadores de transporte merecen mayor respeto del Estado:

 

1. Son el rostro de la autoridad de la ciudad:

La semana pasada, el teniente alcalde de Lima, Hernán Nuñez denunció en su cuenta de Twitter que el Inspector Municipal de Transporte Hector Loardo Aquino fue cobardemente golpeado por un colectivero ilegal y sus matones. Incluso compartió la foto de uno de los abusivos, llamado Julio César Sousa Soto. El Comercio menciona que esta persona tiene 9 papeletas.

El conductor infractor, el inspector y un policía iban rumbo al depósito municipal en la avenida Venezuela cuando Sousa se desvió a un  estacionamiento. En el lugar, matones agredieron al inspector y al policía con palos y armas blancas. Sousa estaba con la licencia de conducir vencida desde marzo de 2013, además de una deuda de 15 mil soles en papeletas.

2. Se la juegan poniendo orden contra los choferes y cobradores de combis faltosos:

“Mi uniforme está húmedo”

3. Aguantan el apanado de los usuarios del transporte público:

Nuevamente, el caos del transporte público y la falta de acción de las autoridades locales y nacionales en los últimos 20 años, que nos ha obligado a viajar en combis asesinas, con personal que tiene muchas papeletas y deudas a la ciudad, ha hecho que nos acostumbremos a este sistema y cuando se necesita poner autoridad, existe un rechazo natural que los inspectores deben tolerar.

Dicho todo esto, quisiera preguntarles si ¿a ustedes les suena lógico que el Gobierno Nacional destine recursos en la Reforma del Transporte? El Ministerio de Economía no tendrá algo que decir, hacer o soltar para que se destinen recursos para los derechos laborales de los inspectores y orientadores de transportes. A mí me encantan las inversiones millonarias que anuncia en transporte pero me parece que también sería bueno detenerse a ver qué pasa ahora y qué se está haciendo hoy para resolver los problemas de la movilidad urbana en Lima.

#SeñorCastillaHagaAlgo

#SálvanosSusel