De a pie Jueves, 24 julio 2014

La #ReformaTransporte vista de a pie: arranca la revolución

Yo hubiera sido Premio Nóbel de Física, pero la vida de barrio, el emoliente, las hackatones, el ciclodía, y, un peatón, me lo impidieron. Este fin de semana se dará un hito importante en torno a la movilidad urbana en Lima: arranca el primer corredor complementario Tacna-Garcilaso-Arequipa (TGA) y también se da inicio a la operación del Tramo 2 de la Linea 1 del Metro de Lima.

¿Cómo nos movemos las personas en Lima?

En el año 2012, la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional (JICA por sus siglas en inglés) realizó un informe tomando en consideración los más de 22 millones de viajes que se producen al día en Lima. Por su parte, la Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico (AATE) señala que el servicio -sin considerar el Tramo 2 de la Línea 1- atiende 120 mil viajes al día, lo cual representa 0,6% de viajes en la ciudad.

Los sistemas integrados de transporte como el Metro de Lima, el Metropolitano, los corredores complementarios, de integración, la red alimentadora y de buses definirán el futuro de nuestra movilidad. Ahora, ¿quiénes somos los que damos forma a este sistema? Pues los peatones. Nunca me cansaré de repetir que todos los viajes -como los que vemos en la gráfica- se inician y se terminan a pie.

Conexiónes, tiempo y costo. De esto se trata el transporte. Foto: Embarq Brasil

Conexiónes, tiempo y costo. De esto se trata el transporte. Foto: Embarq Brasil

¿Qué necesitamos los peatones?

Un sistema integrado de transporte que aumente día a día su cobertura, con muchos orígenes y destinos conectados por una red de transporte, diseñada como una columna vertebral y sus vertebras que unen distancias. ¿Qué más queremos? Reducir tiempo en nuestros viajes, que aún cuando tengamos que hacer varios transbordos tengamos la infraestructura que nos de seguridad, comodidad y accesibilidad para la interconexión (estaciones/paraderos) y que a su vez reduzca el costo, tanto del sistema como individual (tarifas integradas).

Es por eso que a los peatones nos interesa mucho que al tener un sistema integrado de transporte tengamos la infraestructura necesaria que incentive los viajes colectivos antes que los individuales porque nos ahorra tiempo (ese que ahora perdemos atorados en el tráfico) y nos da mejores beneficios en su conjunto. Asumámoslo, de ahora en adelante vamos a tener que acostumbrarnos a hacer transferencias y que ello signifique una reducción en el tiempo de viaje en su conjunto. Esto se traduce en que las autoridades (a nivel de Gobierno Central, Regional, Provincial y Distrital) van a tener que trabajar juntos -y de la manito- para que seamos peatones felices y contentos movilizándonos por la red de transporte.

Curitiba, donde su alcalde Jaime Lerner se anticipó al crecimiento de su ciudad

Curitiba, donde su alcalde Jaime Lerner se anticipó al crecimiento de su ciudad. Foto: The City Fix Brasil

Por ejemplo, en Curitiba, Brasil los usuarios hacen en promedio 2 transbordos por viaje y según la encuesta de satisfacción del servicio, no lo ven como una molestia porque: 1) Tienen la infraestructura necesaria que facilita los transbordos; 2) Se han acostumbrado a ello y 3) Reconocen que hay una reducción de tiempo en sus viajes.

¿De qué depende que la Reforma del Transporte sea constructiva?

Me animo a pensar en cuánto tendremos que caminar los peatones al hacer un trasbordo, nuestros paraderos están iluminados, seguros, que nos proteja de las garúas o que las veredas que conecten las vías esté completas y sean transitables. Es decir, brindar satisfacción a los peatones. No queremos peatones furiosos, eso no es bueno. Debemos tener en cuenta que esta reforma tendrá muchos ajustes, y los buses tienen una flexibilidad mayor de la que podría resultar por ejemplo, en el caso de los metros. Un error en el diseño de un metro nos cuesta… y mucho.

Criticar es fácil y no se trata de rivalizar el Metro de Lima y el Metropolitano. La ciudad tiene espacio para todos: peatones, bicicletas, taxis, buses y BRTs (como el Metropolitano). En Santiago de Chile, los buses de Transantiago van por encima de las rutas del Metro de Santiago. En Cali, Colombia tenemos una línea verde que integra al tren de carga (algo así como el Ferrocarril Central Andino) cuando ingresa a la zona urbana.

Corredor verde de Cali

Corredor verde de Cali

Entonces, invito a todos los amigos peatones a que aporten todas sus ideas, comentarios, dudas y trolleos en función a apuntar a un diálogo constructivo y aportar preocupaciones en torno a nuestra movilidad. Sinceramente, siento que la información que se está brindando aún es insuficiente; sin embargo eso puede ir mejorando en estos días. Yo apoyo la reforma del transporte y me da gusto que autoridades del Gobierno Central como nuestro Ministro de Ambiente, Manuel Pugar Vidal respalde la reforma del transporte.

Ahora esperemos que se pronuncie nuestro presidente Ollanta Humala Tasso quien también es peatón y usa las vías como cualquiera de nosotros (aunque con preferencia de paso). Imagino que hasta el monseñor Cipriani debe estar a favor de la reforma porque hasta donde yo recuerdo, Jesucristo es el peatón más famoso de la historia de la humanidad.

Secured By miniOrange